Entradas

Los Lakers pasan por encima a los Detroit Pistons

Lonzo Ball se sentó todo el último cuarto, este martes. Pero esta vez, los Lakers pasan por encima a los Detroit Pistons y ha permitido al entrenador dar un descanso mientras los Lakers disfrutaban de la victoria por 113-93 en el Staples Center.

Este partido fue un claro contraste con el viernes pasado cuando Ball y los titulares fueron sentados a falta de 3:42 por la derrota ante los Toronto Raptors después de que el entrenador de los Lakers, Luke Walton, quería una mejor defensa de transición. En esta noche, Walton ha tenido que hacer algo que probablemente no veamos en muchas ocasiones: descansar a sus jóvenes titulares en una explosión de los Lakers.

A pesar de que no jugó el último cuarto y su estadística final no fue muy destacada, Ball hizo sentir su presencia en el partido.

“Quitando el partido contra los Phoenix Suns, este es el mejor partido que ha jugado”, dijo Walton sobre Ball, quien tuvo su mejor partido desde los 29 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias contra Phoenix en el segundo partido de la temporada. “Por su ritmo en la pista, su agresividad con el balón todo el tiempo, él estaba buscando la zona del otro equipo. Él solo marcaba ritmo del partido.

“Y pensé que todo el equipo se alimentaba de la forma en que estaba jugando. Ni siquiera miró su estadística final porque sólo me interesa el equipo. Pensé que esta noche había sido realmente impresionante”.

Después de tomar la culpa de la derrota de los Lakers el sábado ante los Utah Jazz e incluso la falta de acierto en ataque del equipo y la dinámica reciente, una Ball más agresivo miró el aro siempre que pudo y buscó anotar más de lo que había hecho en los cuatro partidos previos. Los Lakers (3-4) jugaron con la misma urgencia, deteniendo una racha de dos partidos perdidos y deteniendo la racha de tres victorias consecutivas de Detroit.

Ball, que no tuvo pérdidas de balón en un partido por primera vez en su carrera profesional, terminó con 13 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 2 tapones. El total de asistencias de Ball no fue casi una indicación de cuánto movió el balón el novato. Muchas veces, su pase lo llevó a una asistencia de hockey ya que Ball iniciaba el movimiento con un pase a un compañero de equipo, quien inmediatamente lo movía a un compañero de equipo para cortar una canasta.

Lonzo Ball vs Pistons

Lonzo Ball anota 13 puntos antes de sentarse en último cuarto con el partido ganado.

Pero algunas de las asistencias que hizo Ball fueron pases destacados. En una asistencia, Ball convirtió un rebote en asistencia palmeando el balón con la mano izquierda a Brook López para que anotara debajo de canasta. En otra asistencia, Ball separó a dos defensores de los Pistons, se metió en el carril antes de pasar el balón a Andrew Bogut debajo de la canasta para otra canasta fácil.

El novato no solo se conformó con tirar triples y dejar que la defensiva se abriera. Mientras metía un tripel con un paso atrás, Ball miró hacia la canasta o lanzó tiros de media distancia y mantuvo a los Pistons fuera del partido. En una jugada, Ball hizo lo que mejor sabe hacer, agarrando un rebote defensivo, lanzando el contraataque para anotar una bandeja que hacía inútil el balance defensivo de los Pistons. El novato anotó 6 de 13 en tiros de campo, su mejor noche de tiro desde que anotó 12 de 27 contra Phoenix.

“Cada vez que ganamos es porque se hacen las cosas bien”, dijo Ball cuando se le preguntó si estaba de acuerdo con Walton en que este era su mejor partido fuera de su casi triple doble contra Phoenix. “Esta es mi tercera victoria. Mi tercer buen partido”.

“Sentimos que estábamos jugando lento … mi juego sube mucho cuando jugamos más rápido”.

Los dos paridos anteriores habían sido un tanto difíciles para Ball. En su vigésimo cumpleaños el viernes pasado, Ball no solo vio a Kyle Lowry ir por un triple doble, sino que él y los titulares de los Lakers estuvieron en el banquillo durante los últimos tres minutos en una derrota por 101-92 ante Toronto.

Luego, en Utah, Ball vio al novato Donovan Mitchell anotar uno de los mejores mates de la temporada en un monstruoso mate con una sola mano y luego un triple que electrizó a la multitud de los Jazz y movió el ímpetu antes del último cuarto. Ball se hizo cargo de la derrota 96-81, diciendo que debería haber defendido mejor a Mitchell y que permitió a Mitchell a tener un gran acierto en triples.

Los Lakers jugaron inspirados desde el principio. Brandon Ingram tuvo un buen partido con 13 puntos, 6 asistencias, 5 rebotes y 4 robos.

“Para mí es de noche y de día”, dijo Ball cuando Ingram juega libre y agresivamente sin bloquearse mentalmente de la manera que a veces le pasa. “Si juega así, seremos difíciles de vencer. Tiene solo 20 años”.

Lonzo Ball taponando a Reggie Jackson

Lonzo tapona, rebotea y anota. Lonzo Ball tapona a Reggie Jackson y coge el rebote y sale al contraataque para acabar anotando una bandeja.

Los Lakers estuvieron centrados en este partido desde el principio, como lo hicieron en su victoria anterior sobre otro equipo en el Staples Center: los Washington Wizards. Larry Nance Jr. produjo otro doble-doble con 14 puntos y 12 rebotes, y también marcó la pauta para el bullicio cuando se lanzó al suelo con fuerza para robar un balón a Stanley Johnson y hizo que la grada ovacionara al equipo por su entrega. Nance ha cogido 22 rebotes en sus últimos dos partidos.

Kyle Kuzma volvió a ser una chispa con 16 puntos, y Julius Randle le siguió desde el banquillo con 17 puntos y 7 rebotes. Siete jugadores de los Lakers anotaron en dobles figuras, incluyendo Kentavious Caldwell-Pope, quien tuvo 13 puntos y 6 rebotes en su primer partido contra su ex equipo.

“Fue increíble”, dijo Caldwell-Pope tras ganar a los Pistons. “Ha sido difícil volver a reencontrarme con mis antiguos compañeros pero lo hemos llevado bien y lo importante es la victoria”.

Lakers vs Pistons Hightlights